El ministro de Defensa de Rusia afirmó este martes que Moscú está intentando «liberar» el este de Ucrania, pero acusó a Occidente de prolongar la acción militar mediante el suministro de armamento a Kiev.

«Estamos implementando gradualmente nuestra estrategia para liberar a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk», afirmó Sergei Shoigu, y agregó que Estados Unidos y sus aliados intentaban «prolongar» la campaña mediante el suministro de armamento.

Mientras tanto, un portavoz militar ucraniano informó que han localizado múltiples combates callejeros en la ciudad de Kreminna, uno de los dos únicos lugares a lo largo de un frente de cientos de millas de largo donde los ucranianos afirman que los rusos lograron abrirse paso el lunes.

Serhiy Haidai, el administrador militar regional de Luhansk, afirmó que la artillería pesada bombardeó la ciudad durante la noche, incendiando siete edificios residenciales, y que el complejo deportivo Olympus, donde entrena el equipo olímpico de la nación, también fue alcanzado.

Por José del Prado

Periodista y escritor