Rusia lanzó este lunes su temida ofensiva terrestre a gran escala para tomar el control del este de Ucrania, atacando a lo largo de un amplio frente de más de 480 kilómetros de largo, declararon funcionarios ucranianos en lo que marcó el inicio de una nueva fase potencialmente culminante de la guerra.

“Las tropas rusas han comenzado la ofensiva por Donbas”, anunció el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en un discurso en vídeo. Dijo que «una parte significativa de todo el ejército ruso ahora se concentra en esta nueva ofensiva».

El Donbas es el corazón industrial mayoritariamente de habla rusa de Ucrania en el este, donde los separatistas respaldados por Moscú han estado luchando contra las fuerzas ucranianas durante los últimos ocho años y han declarado dos repúblicas independientes que han sido reconocidas por Rusia.

Por José del Prado

Periodista y escritor